miércoles, 19 de junio de 2013

Astoria coctel o padawanes mios y de otros

 



Que soy un descreido de las escuelas de coctelería esta muy claro.
Quizás porque jamás fui buen alumno, pero siempre me gusto leer y aprender sobre muchas cosas, sobre cosas de mi interés termino casi siempre un poco erudito, de lo demás realmente no se nada.
Eso si en su momento tomé todos los cursos de coctelería que tenia a mano.
Pero muchachos esto no es un profesión es un oficio y los oficios desde siempre se transmiten de maestro a alumno.

Vino el fin de semana un padawan de otro gran barman y me pidió un cocktail perdido en el tiempo, el Astoria yo humildemente le pedí su receta, cuando alguien pide algo raro es mejor preguntar, ya que quien con seguridad nos  pide algo único seguramente sabe muy bien de que está hablando.
El jovén me dijo -Cuco me preparás un Astoria- yo recordaba algo de gin con piel de narnaja y una historia sobre el hotel astoria, pero debo confesar que nunca habia preparado uno, yo creia recordad una receta que agregaba algun dash de vermut lillet, pero quizas estaba equivocado.
Buscando en mis libros econtré :
Astoria
1 1/2 oz gin 
3/4 oz dry vermouth 
Refrescado servido colado en copa cóctel con una aceituna.
 Pero con las instrucciones del joven refresque el gin con piel de naranja y algunos dashes de orange bitter.
El resultado fue perfecto. Una receta tal y cual su maestro se la había enseñado.
Porque a veces los barman descubrimos un viejo trago y lo hacemos nuestro, pasa con Guille Blumencamp de Doppel bar y su afición por los Gibson.
Me pasa a mi con el Clarito.
Y si sos argentino sabrás que por tradicion aqui en la mayoria de las barras de refrescan en vaso de composición (vaso mezclador) los negronis antes de ponerlos en el vaso corto con hielo y rodaja de naranja.


Ahora que lo preparé seguramente no olvide esta receta, pero jovenes recuerden ningún barman sabe todas las recetas, y no cuesta nada preguntar, o podés tambien consultar un libro o una app en tu smartphone o la internet, pero prefiero la vieja escuela.

Por cierto tengo un nuevo padawan que me acompaña los domingos, recien arranca y lo primero que le enseñe fue un dry martini, ya habrá tiempo de aprender el resto, pero pienso que se arranca siempre por lo mas importante.

Y justamente lo mas importante en una barra es la actitud del buen barman, mucho mas que las recetas, eso y aprender las historias, la manera de sonreir y no olvidar el compromiso de ser para cada cliente un anfitrion.

May the cocktail be with you

Pd la historia real del coctel astoria la encuentran facil googleando




1 comentario:

Bruno Rosig dijo...

me pasa cuando no recuerdo una receta que pide el cliente, la buscamos juntos en la compu, o le pregunto a mi maestro, como vos decís no hace falta saber TODAS las recetas. seria un poco aburrido de repente.
hoy voy a probar el astoria. saludos!!